Sistema inmovilizador.

"llaves con chip"

 

 

El sistema funciona de la siguiente manera:

El fabricante crea un complejo sistema que gobierna el vehículo en su totalidad, que es el computador. A la vez se incorpora al asa de la llave un "microchip" llamado "transponder",que interactúa con el "modulo inmobilizador" el cual conecta al computador central , cada vez que se le dá arranque al vehículo.

(vea: Tipos de transponders)

Entonces cuando el conductor coloca la llave en la cerradura de ignición, se genera una señal que es transmitida a un módulo encargado de digitalizarla, luego la envía a la computadora que controla el sistema de inyección y encendido del auto, donde compara el código que recibió con uno que el fabricante grabó en ella. Si ambos códigos son iguales, permite que se dé el arranque; en caso contrario, elimina las señales hacia los inyectores impidiendo la puesta en marcha del vehículo.

Estos sistemas son enormemente seguros, pues únicamente quien tenga la llave exacta para el vehículo indicado podrá darle arranque. Pero ¿qué ocurre cuando se pierden o no se tiene una de las llaves que entregó el concesionario?. Simplemente llamenos, en "AUTOLLAVE" lo resolvemos a la brevedad; dependiendo del caso, uno a dos días. Este procedimiento lo realizan también los concesionarios, a un costo similar pero en un tiempo muy alto. Los costos de las copias o de la primera llave con chip, varía. Por ello contacte "AUTOLLAVE":

222 40 90

Si a usted se le ha quebrado una llave con chip, no se preocupe. Guarde las dos partes, y preste mayor atención al asa de la llave (mango); pues allí en donde se encuentra el chip. Lo extraemos, lo ponemos en una "llave porta chip", y la duplicamos por $35.000.- o $45.000.- según sea el caso.

 

Para abaratar costos, es una "mala practica", y aceptada por algunos dueños de vehículos, el extraer el chip desde la llave original y adosarlo mediante algún pegamento especial, a la antena lectora de microchip, así hacer una o varias copias corrientes, sin lectura electrónica. ¡¡¡¡Entonces, toda la tecnología antirrobo queda nula!!!!. Éticamente no es valida, pero lamentablemente a veces hay que adaptarse al bolsillo y a la voluntad del dueño del vehículo. Lo importante es que él sea enterado de antemano de los riesgos que ello conlleva.
CONTACTO AUTOLLAVE