DE SEGURO.

¡Que moderno y que bien usado el terreno de este edificio de la avenida El bosque!. ¡Que buena idea insertar en esas frías líneas arquitectónicas, los espacios necesarios para jardineras y enredaderas colgantes!, ese verdor natural y el modernismo a la mano, cautivan al mas indiferente, y es ahí donde un día ocurrió una historia, más o menos así:

El problema estaba en la cerradura del baño de la sala de vigilancia y control, en donde estaban todos los monitores y grabadores con sus respectivos operadores y atentos "sapos profesionales".

Al comenzar a accionar con las herramientas, se advierte que el número de vigilantes era notoriamente superior al normal, y que algo en los monitores les estaba llamando poderosamente la atención,..... y como la curiosidad es como el hambre,..... ¡totalmente irresistible!. So reflejo había que allegarse para curiosear, y lo que estaban viendo era algo del todo inusual y sorprendente.

¡No podía creer que la señorita Tania fuese capaz de practicar el "Kamasutra" sobre esos cardex........... ¿Pero como es posible y por qué?!.

Uno de los guardias ya con sus ojos opacos al no parpadear, terminaba de morder la hermosa manzana de su colación, y otro de ellos distraídamente sin "babero" terminaba por ensuciar su impecable corbata azul.